Clipping: Natalia Berbelagua en Culturizarte.cl

Galia Bogolasky para Culturizarte.cl entrevista a la escritora chilena Natalia Berbelagua a propósito de su última novela, sobre su escritura, las mujeres escritoras y más.


"¿Llegaste a más conclusiones sobre tu relación con tu padre o con los hombres en general?


No sé más sobre la relación con mi padre, principalmente porque no hay relación y no vinculo a los otros hombres con mi papá, porque si no la terapia que hice antes de escribir el libro no habría servido de nada. Sería una canallada con mi pareja, mi abuelo, mis amigos y los hombres que me han tratado con amor, dignidad y paridad. Mi padre es del grupo de los “hombre tipo chileno” si eso responde la pregunta.

¿Cómo fue el proceso de trabajo con la editorial?

Bueno, no hubo tantos ajustes que hacer. Se editó con rapidez, y con el acuerdo de que tengo un estilo, una forma de escribir con la que me identifico. Mis lectores valoran eso, buscan los libros porque quieren ir descubriendo conmigo lo que va cambiando. Así que la edición fue respetuosa con esa idea.

Tú has escrito guiones y columnas. ¿Qué formato te acomoda más?

Me acomodan los formatos en los momentos en los que me sirven más para decir tal o cual cosa. Me encanta la escritura audiovisual porque es muy concreta. La novela tiene la capacidad de llevarme a espacios detenidos donde tengo que aprender a salir, el cuento me obliga a decir mucho en muy pocas palabras. Las columnas son esqueletos o diagnósticos de cosas. Escribo todo lo que puedo. También hago collage y me gusta intervenir ropa. Cortar, pegar, ensamblar, crear una imagen nueva, ese es mi tema al parecer.

¿Cuánto duró tu proceso de escritura para esta novela, y cuáles fueron los mayores desafíos al escribirla?

Me demoré unos cinco años. El mayor desafío fue enfocarme en lo que quería decir, trabajar el texto como si estuviese siendo contado en vivo y en directo, como una conversación.

¿Cuáles son tus mayores referentes literarios?

Ahora mismo estoy dedicándole un libro a eso. Mis referentes literarios, más que darte nombres, podría decir que son mujeres, hombres extrañísimos que se conectaron con la poesía misma. Siendo poetas o narradores lograron captar un algo que le da sentido a mi vida, al menos.

Últimamente han salido varias novelas de autoficción de jóvenes escritoras chilenas y latinas. ¿Lo ves como una tendencia, una moda o como un género que llegó para quedarse?

No sabría hablar de las intenciones de mis compañeras. Tal vez a la literatura latinoamericana le hacía falta este formato y estábamos en sintonía con eso. Había historias y puntos de vista que tenían que aparecer. Jamás voy a ver la autoficción como una moda. Para mí es un género hermosísimo con el que quiero seguir trabajando y sí, debiera quedarse y profundizarse. "



No hay comentarios:

Publicar un comentario