Clipping: Francisca Solar en CULTO de LaTercera.com




La  revista Culto perteneciente al grupo COPESA entrevistó a la escritora chilena Francisca Solar sobre su última novela: "Los últimos días de Clayton & Co."

“Un ritual tan sublime valía la pena. Y es que la memoria a veces falla, pero las imágenes no se equivocan. Una fotografía sellaba el pacto implícito de los seres queridos sobre una eterna devoción hacia quien había partido”, se lee en la novela Los últimos días de Clayton & Co., que transcurre en la localidad ficticia de Atlas, cerca de Valparaíso.

Su autora, Francisca Solar (1983), retrocede al siglo XIX, para contar la vida de la joven Abigail Clayton, quien tenía el curioso talento de fotografiar a los muertos. Abigail trabajaba en el estudio familiar Clayton & Co. Abigail también guarda un misterio: los protagonistas de sus retratos le susurran secretos sobre los vivos.

“Se consideraba de suma vanidad retratarse en vida”, apunta Solar en su primera novela para adultos tras una serie de títulos infantiles y juveniles como Sobre ruedas y La Séptima M. Publicada por editorial Planeta, Los últimos días de Clayton & Co., agotó su primera edición de dos mil ejemplares, en los primeros seis días de su llegada a librerías. Ya circula la segunda edición.

Es popular en redes sociales.

Sabes que se tiene una idea glamorosa de la literatura, de que ser escritor es ser millonario. Y me ha pasado, desde hace muchos años, que la gente me pide consejos, me ve cara confiable, entonces gente común y corriente, lectores, me cuentan sus problemas y por eso tengo un programa en Instagram, Fuck The Police, donde hablo de diferentes temas. Por ejemplo, en el primer programa hablamos de éxito versus fracaso. Además, es una excusa para regalar libros. Hago sorteos. Tengo una relación cercana con mis seguidores.

¿Le complicó la polémica de Twitter, del joven que le pidió el libro?

Lo que pasa es que Twitter no es un lugar de razonamiento. Hay una funa distinta cada día. Mucha gente que saltó con este tema defiende el robo y eso es lo impactante. Está la piratería por necesidad, por ignorancia y por desidia. La piratería por ignorancia y desidia no son tolerables nunca. Pero la piratería por necesidad es otra cosa. En este país los libros son muy caros, tenemos una red de bibliotecas maravillosas, pero que todavía no alcanza a llegar a todos lados. Ojalá todo el mundo tuviera acceso al libro en Chile, pero no es así. Yo he firmado muchos libros piratas y he ido a escuelas vulnerables donde el curso completo tiene el libro pirata. Ahí la responsabilidad es del padre o del profesor, pero no del niño. Y no hay que perder de vista que Twitter es una representación súper limitada de la realidad. Hay mucha gente que cree que por el arte no se debe pagar. Ahora el nivel de desfachatez es heavy de una persona que va donde el autor a pedirle una copia pirateada. "




Leer el artículo original y completo en: 




No hay comentarios:

Publicar un comentario