Columna: La Tele: OECH.CL solicitamos la renuncia del Ministro Rojas


 Lo que el recientemente nombrado Ministro de Cultura Mauricio Rojas realizó fue un descalabro de profunda y obscena ignorancia. Como Organización de Escritoras de Chile. OECH.CL solicitamos la renuncia del Ministro Rojas.
Por Soldada Clon

Sus dichos en éste momento nos sirven para comprender que la derecha en éste país ha estado históricamente fuera de la sociedad a la que maneja y daña. Sirven para evidenciar que el sentido común no existe en ministros de Estado. Sirven para hablar de la desconexión y de la falta de humanidad en quienes ostentan poder. Sirve precisamente para que como artistas o nos alejemos completamente por hastío o bien para que nos organicemos socialmente en función de la construcción del país que deseamos y comencemos a realizar acciones concretas para expulsar a quienes se levantan en cargos de poder sin idoneidad para asumir tal o cual función.

La historia de Chile, la sociedad en Chile desea un mejor país. Para ello se requiere comunidad. No tan sólo expresar el lamento, como Zurita, sino la fuerza, la fuerza de quienes viajan al Centro de la capital para asistir a una manifestación; la fuerza de quienes tras un beso parten de madrugada a trabajar; la fuerza de Margarita que aún está presente en el Barrio República; la fuerza de quienes continúan la lucha en tribunales, la fuerza de las familias que se levantaron pese a la pérdida de su familia en dictadura. Ellos no se lamentan, ellos avanzan por justicia y verdad. Ellos constantemente son los que no se detienen para descubrir la historia, no en la comodidad de la “verdad” impuesta por el poder. 

Al decir que el artista es un foráneo en su tierra (en su tiempo) o que sólo será reconocido por la historia, ello sólo es una mentira creada por los que desean que nada cambie. 

Esto es parte de lo que dijo: 
“Más que un museo (…) se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar (…) Es un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional que a tantos nos tocó tan dura y directamente”. 
Independiente de cuándo lo haya dicho, Sr. Presidente, háganos favor de que antes de nombrar a uno u otra para el cargo de ministro-ministra, haga un casting, una entrevista personal, investiguen respecto a la idoneidad para el cargo. Ahora bien si lo hizo para precisamente destruirnos culturalmente-históricamente, entonces péguese un guate.

En definitiva la derecha en éste país desea que los familiares de DDDD olviden, les piden no ser resentidos, les piden dejar que el país avance. Lo único cierto es que están convencidos de que esas frases son reales. Lo real es que si esa hubiese sido la actitud de las familias de detenidos desaparecidos ninguno de nosotros se enteraría de cómo han ocurrido los hechos. 

Si le hubiéramos hecho caso a la derecha aún creeríamos que Krassnoff es un ejemplo, que Cheyre es un buen tipo. El “Museo de la Memoria y los Derechos Humanos” sirve para precisamente no olvidar que en éste país se desató la dictadura más cruenta de Latinoamérica. Los militares y los civiles condescendientes constantemente desean triturarle las piernas a éste país para que no avance hacia la justicia.


Apartado: ¿Qué se enseña cuando se enseña? Cuando nos develaran los planes y programas, los contenidos de lo que se está estudiando en las instituciones educativas de las Fuerzas Armadas y colegios privados.
Quizá de esa manera vamos a poder combatir la lengua ácida e ignorante de la derecha en éste pequeño y masacrado país de Latinoamerica, éste conejillo del capitalismo. Realizo un llamado a CIPER Chile para que nos ayude a descifrarlo