Perfil Virginia Vidal

Virginia Vidal, viajera de la tierra.

Virginia fue escritora y periodista. Nació en el año 1932 y falleció el 12 de Diciembre del 2016, a la edad de 84 años.
Comenzó su aventura literaria como profesora de español, por los años sesenta y luego se dedicó al periodismo, siendo la única periodista latinoamericana que cubrió la entrega del Premio Nobel a Pablo Neruda, en Suecia, el año 1963.


Siendo gran amiga de Delia del Carril, no trepidó sin embargo en ayudar a Matilde Urrutia, luego de la muerte del poeta. Juntas recopilaron y salvaron muchos de sus valiosos escritos.
Ocurrido ya el Golpe Militar, en el año 1976 debe viajar a Yugoeslavia y luego Caracas para refugiarse, ahí fue corresponsal de Radio Moscú, en el programa “Escucha Chile”. Así mismo, vivió un tiempo en China. Se desplazó por el mundo, escribiendo y reporteando.
Regresó definitivamente a Santiago en 1987.
Trabajó como reportera del diario “El Siglo”, Revista “Análisis”, Revista “Mensaje” y “Punto Final”.
Su obra es muy extensa, destacaremos algunas de las más relevantes.
Uno de sus importantes aportes es la creación de “Anaquel Austral”, Editorial Poetas Antimperialistas de América.
Escribió novelas históricas (Cadáveres del incendio hermoso, 1990, obteniendo los Premios María Luisa Bombal y el Premio Municipal de Literatura de Santiago, Javiera Carrera. Madre de la patria, 2010; Letradura de la rara, 2013), también fue autora de libros entre biógrafa y crónica (Neruda, memoria crepitante, 2003; y Hormiga pinta caballos. Delia del Carril y su tiempo, 2006) y de las diversas formas de la narrativa breve (Gotas de tinta y palabreos:parvos relatos, 2009).
Participó activamente del mundo cultural chileno, siendo Directora de la SECH por dos períodos; Miembro del Consejo Nacional del Libro y la Lectura; Consejera del Consejo de Monumentos Nacionales, entre muchos cargos.
Impresionan profundamente sus microcuentos, muy significativos y profundos:
Mirada interior
En las bóvedas del corazón insertaba sus sueños desbaratados. Pretendía escuchar el silencio del mundo en la noche total.

Hasta siempre, viajera impenitente.