Perfil: Josefa Turina


Josefa Alvina Turina Turina (seudónimos: Pepita Turina o Incógnita) (1907-1986). Nace en Punta Arenas, Chile (1907). Hija de padres Yugoslavos, escritora de la generación de María Luisa Bombal y María Flora Yañez, que se caracterizó por abordar temas como la libertad de la mujer y la soledad en una narrativa existencialista y femenina. 

"Como al reír, desde entonces solo podía hacerlo con la boca torciéndose hacía un lado, en un gesto horrible, deje de reír para siempre. Nunca un defecto físico pudo favorecer mejor un estado de ánimo. Al acostumbrarme a no reír jamás, realicé externamente mi verdad más íntima"(De "Pepita Turina o la vida que nos duele" (p. 8-9)) 

Fue una de las fundadoras “Círculo de Difusión Cultural de Valdivia”, creado en 1935, a raíz de la publicación de su primera novela "Un drama de almas". El año 1936 fue secretaria de esta institución, siendo su presidente don Alvaro Bombal Murúa. 

Se conocen de ella algunos poemas: "Tono altivo" (se desconoce medio c.1935), "De los poemas sin nombre" Revista Primavera, Valdivia, 1935), "La soltera hacendosa" (diario El Heraldo de Ñuñoa 8/5/1937, p. 6) y Letanía de duda (antes al parecer se público en el diario El Correo de Valdivia c. 1935 y Diario El Heraldo de Ñuñoa 25/9/1937 p. 5), y 3 poemas sin publicar "Abre la puerta", "La llamada" y "No sé por qué"

El año 1945, contrae matrimonio con el escritor, folklorólogo e investigador Oreste Plath (César Octavio Müller Leiva), con quien tiene mellizos Karen Plath Müller Turina (hija) y Carol Plath Müller Turina (hijo). En sus hijos no quiso perder el seudónimo de su esposo "Plath" y se los puso por segundo nombre. Su hijo Carol, le dio dos nietos Katrina Müller Botti (18 marzo 1972) enóloga y Sacha Müller Botti (18 de mayo 1976) médico, a los cuales adoraba, y no tuvo la dicha de verlos adultos.

Tras un tumor cerebral Josefa Turina escribe "De la operación al cerebro me costó reponerme no sólo físicamente. Quede rasurada al cero, con sordera total del oído derecho y parálisis permanente, al comienzo dificultades para hablar. Un desmoronamiento. No ser lo que hubiera podido acrecentar. Se esfumaron mis posibilidades de conferenciante y mis condiciones de actuar". (De "Pepita Turina o la vida que nos duele" (p. 20))

Puso fin trágicamente a su vida el día de su cumpleaños, en Santiago de Chile, el 1 de marzo de 1986.


Para mayor información respecto a la autora puede revisar su sitio web 

Fuente Biografía:




Fuente Fotografía